El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha hecho balance del 2022 y destaca que este año ha contado con el mayor presupuesto de su historia, casi 560 millones de euros, para seguir desarrollando sus cuatro principales facetas: investigación biomédica y sanitaria, financiación de la ciencia, formación y prestación de servicios científico-técnicos.

Además de continuar con la investigación y la vigilancia de la Covid- 19, el ISCIII ha trabajado en el manejo del brote de M-Pox, la vigilancia conjunta de las infecciones respiratorias, la integración de la investigación contra el dopaje, la participación en diversos proyectos internacionales en el marco de Horizonte Europa, y el lanzamiento de convocatorias en el marco de la Acción Estratégica en Salud (AES) como parte del desarrollo del Perte para la Salud de Vanguardia.

Entre los artículos publicados por el personal del ISCIII, destacan hallazgos en investigación del cáncer, enfermedades raras, epidemiología, enfermedades infecciosas, vigilancia de la salud pública, sociología, medicina de precisión, investigación con modelos animales y desarrollo de organoides, entre otros muchos.

Además, del total de financiación manejada este año, parte de la cual viene del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se han dedicado más de 300 millones de euros a convocatorias de subvenciones basadas en concurrencia competitiva.

Además, una de las noticias más relevantes de 2022 ha sido la reforma de la Ley de la Ciencia española. Asimismo, este año ha seguido su desarrollo el PERTE para la Salud de Vanguardia, que el presidente del Gobierno presentó el año pasado en el Instituto, un proyecto en el que el ISCIII tiene una implicación muy importante.

En concreto, el ISCIII gestiona 177 millones para el PERTE en los años 2021 y 2022, que suponen el 18 por ciento de la contribución pública, de los que ya ha ejecutado más de un 95 por ciento, y el objetivo es añadir otros 70 millones, a los que se incorporarán nuevas convocatorias y financiación asociada al PERTE de los Presupuestos Generales del Estado para 2023.

Precisamente bajo el paraguas del PERTE para la Salud de Vanguardia, el Instituto ha lanzado convocatorias de ayudas para financiar la investigación, como las ligadas a la iniciativa de Terapias Avanzadas CERTERA, el Sello de Excelencia ISCIII-Health y la Acción Conjunta ISCIII-CDTI en medicina personalizada. A estas novedosas convocatorias se suman otras ya concedidas el año pasado, como las de Medicina de Precisión y de Infraestructuras, y todas las convocatorias clásicas para contratos y proyectos de la Acción Estratégica en Salud del Instituto. También en relación con el PERTE, este año se ha seguido desarrollando la iniciativa IMPaCT, coordinada por el ISCIII, que sienta las bases para consolidar la medicina de precisión en España.

En cuento a los procesos de evaluación, el ISCIII se ha unido a una iniciativa europea de reflexión e incorporación de criterios de evaluación de la calidad científica que, continuando el camino iniciado en 2020 incorporando representantes de pacientes en los paneles de evaluación de proyectos de investigación, persigue añadir criterios de impacto social e industrial a la evaluación.

INVESTIGACIÓN: COVID- 19, M-POX, CÁNCER, ENFERMEDADES RARAS Y MÁS

En cuanto al brote de virus de la en principio denominada viruela del mono, iniciado a mediados de año, los investigadores del Centro Nacional de Microbiología secuenciaron el virus M-Pox y pusieron a disposición de la comunidad científica las muestras para su estudio.

En lo que respecta a la Covid-19, el Instituto ha seguido trabajando para colaborar en el seguimiento y abordaje de la pandemia, con estudios como el «COSMO-Spain», que durante más de dos años ha analizado los conocimientos y la percepción social de la pandemia; el estudio de Covid persistente, liderado desde el CIBER, y el estudio «ENE-COVID-Senior», que continúa aportando información sobre inmunidad y vacunas.

Siguiendo con la investigación, algunas de las publicaciones más destacadas han logrado nuevo conocimiento sobre la situación en España de infecciones como la difteria, el virus de Crimea-Congo y hepatitis E, el origen de los glioblastomas, los tumores cerebrales más comunes; las posibilidades de «minipulmones» generados en laboratorio para estudiar enfermedades respiratorias; el manejo de personas coinfectadas con el virus de la hepatitis C y el VIH; el aumento de casos de la enfermedad neumocócica por cepas resistentes a antibióticos, la influencia de las olas de calor y la contaminación atmosférica en la salud, y la evolución de los retrasos diagnósticos de las enfermedades raras en España, entre otras muchas cuestiones.

ANÁLISIS ANTIDOPAJE, VIGILANCIA DE SALUD PÚBLICA Y PROYECTOS INTERNACIONALES

En el ámbito estructural también ha habido novedades, con la integración en el organigrama del Laboratorio de Dopaje de Madrid, que hasta hace unos meses dependía de la Comisión Española para la Lucha Antidopaje en el Deporte (CELAD). Además, Agustín González fue nombrado nuevo subdirector de Redes y Centros de Investigación Cooperativa. En cuanto a los proyectos logísticos anunciados, han seguido su curso este año con ejemplos como las obras ligadas al futuro Centro de Terapias Avanzadas y el Laboratorio de bioseguridad P4.

Las herramientas de vigilancia de la salud pública del ISCIII también han tenido protagonismo. Además del continuo trabajo de seguimiento de la Covid-19 y el caso del virus M-Pox, este año se ha seguido consolidando la vigilancia conjunta de infecciones respiratorias, que permite un análisis integral de los virus SARAS-CoV-2, de la gripe y el Respiratorio Sincitial (VRS).

En cuanto a la labor de internacionalización del Instituto, destaca la implicación en proyectos internacionales como la iniciatica «1 millón de genomas», el proyecto «Vaccelerate» y la colaboración con los nuevos partenariados de I+D+i que propone el programa europeo Horizonte Europa. El ISCIII ha seguido manteniendo el contacto con diversos agentes europeos e internacionales, por ejemplo con la implicación en diversas áreas de trabajo de la iniciativa «Science Europe» y el acuerdo de colaboración con la Fundación Alemana para la Investigación Científica.